VOLVER AL GLOSARIO
CO ES

Insolvencia

La insolvencia es una situación jurídica en la que se encuentra una persona física o jurídica cuando no tiene liquidez suficiente para pagar sus obligaciones.

En definitiva, la insolvencia es la imposibilidad de una persona o empresa de pagar sus deudas.

Con FacturaDirecta, tu empresa tendrá un sistema de facturación profesional. Crea un cuenta.

En una empresa, la insolvencia se produce cuando en su contabilidad, el activo circulante es menor que el pasivo exigible. Es decir, que la empresa no dispone en ese momento del dinero suficiente para pagar sus deudas.

¿Cuando es insolvente una empresa?

Según la ley concursal, una empresa es insolvente cuando:

  • Existen obligaciones de pago y se ha cesado en el cumplimiento de esas obligaciones definitivamente, completamente y no esporádicamente (que no sea un hecho puntual).

  • Existen embargos por ejecuciones pendientes que afecten al patrimonio de la empresa.

  • Haya una liquidación apresurada de los bienes de la empresa.

  • Se incumplan obligaciones tributarias o el pago de cuotas de la Seguridad Social.

  • (…).

¡Ojo! Cuando una empresa es insolvente, no se libra de la obligación de pagar sus deudas.

La situación de insolvencia de una empresa, la obliga a declarar la suspensión de pagos, donde la empresa avisa a sus acreedores que no puede pagar sus deudas por falta de liquidez y toma las medidas para resolver sus obligaciones poco a poco.

Consecuencias de declararse insolvente

Cuando una empresa se declara insolvente, tiene que solicitar el concurso de acreedores en un plazo máximo de dos meses.

Primero debe hacer la solicitud de insolvencia del negocio para que la autoridad judicial competente haga un estudio exhaustivo de la situación de la empresa y pueda determinar que realmente no cuenta con activos suficientes para afrontar sus deudas.

El concurso de acreedores dotará de mayores plazos de devolución de la deuda o demora de los procesos judiciales que pueda tener la empresa.

También se verá afectada la reputación de la empresa, bajando su credibilidad y quedando sin garantías a la hora de, por ejemplo, solicitar créditos.

Estas son algunas de las consecuencias de la insolvencia.

Esperamos que esta información te resulte muy útil.