VOLVER A GUÍAS PARA PEQUEÑOS NEGOCIOS

¿Por qué debería contratar un freelance?

Lectura: 6 min.

La economía freelance crece sin parar y tú puedes aprovechar sus grandes ventajas. En esta guía encontrarás todo lo que debes saber sobre esta nueva tendencia y cómo puede beneficiar a tu negocio.

Un ejercito de trabajadores a tu alcance

La tecnología ha cambiado por completo el modo en que trabajamos y hoy en día hay más freelancers que nunca. En los EEUU ya son más del 34% de la población activa (unos 53 millones) y esta cifra no deja de crecer año tras año.

En esta guía hablaremos de los motivos por lo que muchos profesionales optan por trabajar como freelance, y de cómo tu negocio puede beneficiarse de esta tendencia.

Podríamos definir a los freelancers como personas que trabajan para una o varias empresas, temporal o permanente. Para simplificar un poco, los hemos clasificados en 5 grupos:

  1. El freelance clásico: Trabajan en uno o varios proyectos temporales de forma simultánea.

  2. Multitrabajos: Combinan proyectos freelance con trabajos “tradicionales” a jornada parcial.

  3. Freelance dedicado: Trabajan para un solo proyecto durante un tiempo no definido. Pero más adelante trabajarán en otros proyectos y para otros clientes.

  4. Los nocturnos: Son freelancers con un trabajo tradicional a tiempo completo que dedican horas a proyectos freelance fuera de su horario de trabajo.

  5. Propietarios de negocios: Son freelancers y propietarios de un pequeño negocio. Pueden trabajar bajo su nombre o bajo el de su empresa.

4 motivos para ser freelance

Antes de hablar de lo que un freelance puede aportar a tu negocio, es interesante saber por qué muchos profesionales optan por esta forma de vida. Estos son algunos de los motivos:

  • Facturación: Tener múltiples proyectos y ser tu propio jefe te permite trabajar más horas y facturar más.

  • Flexibilidad: El trabajo freelance se adapta a tu vida y no al revés. Lo que significa que puedes ir a buscar a tus niños al cole, por ejemplo, y recuperar las horas de trabajo por la noche o el fin de semana.

  • Trabajar en cualquier lugar: No todo el mundo se siente cómodo trabajando en una oficina. Los freelance pueden trabajar en un coworking, en casa, en la biblioteca, en la universidad, en un parque o cualquier otro lugar.

  • Libertad: Los freelancers pueden escoger para quien trabajan, en qué proyectos participan y durante cuanto tiempo. Esto es particularmente beneficioso para los trabajos creativos.

¿Por qué contratar freelancers?

Los freelance son personas particulares: dispuestas a no tener unos ingresos fijos cada mes, a no tener seguridad en el trabajo, a no tener los beneficios de los trabajadores tradicionales,….

Lo que significa que:

  • Están acostumbrados a trabajar duro y a ser organizados. Son experimentados, inteligentes y con muchas aptitudes. Si no es así, no hubieran conseguido sobrevivir.

  • Esperan ser juzgados en base a los resultados, no en función de la horas que han dedicado a realizar un trabajo.

Y precisamente por estos motivos, son tan interesantes para los pequeños negocios como el tuyo.

Aunque el precio/hora de un freelance sea superior al precio/hora de un trabajador normal, su coste puede incluso ser inferior. El freelance paga sus propios impuestos y en muchos casos ni siquiera vas a tener que ofrecerle una mesa o un ordenador porque normalmente prefieren trabajar con su propio equipo y en su propio espacio (oficina, coworking, casa,….)

Utiliza tu programa de facturación online para calcular los costes, te darás cuenta de que, en muchos casos, un freelance te permite ahorrar dinero.

Si el trabajo a realizar tiene unos objetivos claros que se deben conseguir en poco tiempo, contratar un freelance siempre es la mejor opción.

¿Qué trabajos puede hacer un freelance?

Los freelancers acostumbran a ser antiguos empleados que decidieron ir por su cuenta, de modo que a efectos prácticos pueden hacer todo lo que hace un empleado tradicional.

De todos modos, hay determinados trabajos donde un freelancer puede ser ideal:

  • Para proyectos únicos: No tiene sentido contratar un trabajador si sabes que no le vas a necesitar cuando acabe el proyecto. Es mucho más práctico contratar un freelance.

  • Para trabajos cortos y muy especializados: Formar trabajadores en nuevos campos que no dominan puede ser muy caro. Es mejor contratar los servicios puntualmente, cuando los necesites.

  • Para trabajos creativos: El sector que tiene más freelance es el de la creatividad: diseñadores, escritores, fotógrafos, productores audiovisuales,…. Este tipos de trabajos encajan mucho con las características de los trabajos freelance porque hay unas especificaciones y un producto final.

  • Para trabajos con comisión: Los freelancers están acostumbrados a cobrar por el trabajo que hacen, tienen las habilidades para conseguir objetivos rápido y de forma eficiente, lo que significa que pueden estar dispuestos a cobrar solo por comisión.

En cambio, salvo alguna excepción, los freelancers no son una buena opción para trabajar de cara al público. Este tipo de trabajo, que requiere de muchas más horas, es más adecuado para un empleado.

¿Cómo contratar el freelance correcto?

Encontrar el freelance ideal para el trabajo que tienes entre manos no siempre es fácil. De todos modos, hay algunos trucos que puedes usar para encontrar a tu freelance ideal:

  1. Pregunta: entre tu red de contactos, amigos, proveedores y clientes. Seguro que hay algún freelance que te pueden recomendar.

  2. Usa páginas para localizar freelance: Hay muchas páginas donde puedes encontrar freelance que ofrecen sus servicios. Pueden ser un muy buen lugar donde empezar. Algunas de ellas pueden ser: SoyFreelancer, Infojobs freelance, Freelancer

  3. Usa las redes sociales: Contacta con freelancers a través de sus perfiles en redes sociales, especialmente LinkedIn. Intenta contrastar la información que dan sobre su experiencia o trabajos realizados.

  4. Pide referencias: Pide referencias de los freelancers que encuentres en las empresas que ya les han contratado.

  5. Comprueba sus conocimientos: Si tienes un proyecto grande entre manos, puedes pedirles una prueba.Ten en cuenta que deberás pagarles el tiempo que han dedicado a esta prueba, especialmente si el trabajo se aprovecha posteriormente.

Saca todo el partido de la tendencia freelance

Las nuevas tecnologías y las aplicaciones en la nube han ayudado a los freelance a llegar a una audiencia más grande que nunca. Gracias a ello, cada vez son más los profesionales que optan por este modo de vida.

Esto es una gran noticia para ti como dueño de un pequeño negocio porque significa que tienes muchos más profesionales con talento a tu disposición. Y solo tienes que pagarles por el trabajo que hagan.

Más guías